Niño encadenado queda al resguardo del DIF

El padre del infante fue presentado ante el Ministerio Público (MP) para conocer los cargos que se le imputan por violencia familiar

Nacional
AGUASCALIENTES, AGUASCALIENTES:

Luis Fernando pasó 48 horas con una cadena en el cuello amarrado al árbol del patio trasero de su casa;
no era la primera vez, en otras ocasiones su padre le había impuesto el mismo castigo.

“Lo trataba peor que a un perrito, con la cadena en el cuello sin agua y sin comida, entre la basura,
sentado en una silla junto a un pirul”, comentó una mujer. El domingo pasado, desde sus azoteas, los
vecinos observaron al menor que, dicen, parecía desvanecerse.

Luis fue liberado de las cadenas y candado, deshidratado y con datos de desnutrición, puesto a disposición
de la Fiscalía General de Justicia del Estado y en resguardo de un albergue del DIF estatal.

Policías municipales lo rescataron de la vivienda que habitaba con su progenitor y con una hermana menor
de 11 años, quien también fue llevada a un albergue y quedó bajo la custodia de la Procuraduría de los
derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

El padre del infante fue presentado ante el Ministerio Público (MP) para conocer los cargos que se le
imputan por violencia familiar.

SE REPITE LA HISTORIA

El año pasado, personal de la fiscalía atendió un reporte de la violencia que un niño padecía en un
domicilio en la calle Lucero, de la colonia Estrella, de parte de su papá, quien “le daba de golpes” y lo
amarraba dentro de su casa.

El padre, un comerciante de “chácharas” en el tianguis de la Línea de Fuego, argumentó que su hijo,
entonces de 11 años, era un niño problema que le tomaba dinero de sus ventas.

Jaime Díaz Esparza, titular de la Procuraduría de los derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, señaló que
este domingo el Centro de Justicia para Mujeres le notificó que tenían a disposición a dos hermanos, un
niño de 12 años y una niña de 11, que al parecer eran víctimas de violencia familiar.

Al acudir al lugar, el personal observó que se trataba de un niño que hace un año habían separado de su
padre que lo violentaba.

“El 1 de marzo de 2017 recibimos de la Fiscalía un oficio donde nos ponían a disposición a este niño
porque se había rescatado de la casa, lo había reportado como desaparecido y derivado de esto el menor
dijo que había violencia hacia él de parte de su padre”, comentó.

En esa ocasión la Procuraduría se dio a la tarea de investigar el paradero de familiares de apoyo y encontró
a la madre, quien vive en el Estado de México, y después de hacer las valoraciones en las que se concluyó
que la mujer era apta para tener a su hijo, le fue entregado.

No era la primera vez que ocurría

A partir de los hechos del domingo, se tiene conocimiento que desde hace cuatro meses el papá tuvo de
nueva cuenta a sus dos hijos y que ahora otra vez se da esa situación de que lo tenía encadenado.

En la Procuraduría se siguen las investigaciones para saber por qué de nueva cuenta el papá tenía a los
niños, que ya le habían entregado a la mamá.

“Necesitamos entrevistar a la mamá para saber qué es lo que pasó, y cómo es que el infante volvió a una
condición de riesgo de la que había sido rescatado”.

El funcionario comentó que se buscarán más redes de familia para la probable custodia de los menores, y
si no las hay, la institución demandará la pérdida de la patria potestad de los hermanos.

Se reservó las circunstancias de la violencia familiar que el padre desplegó en agravio de su propio hijo,
por existir una investigación ministerial al respecto.

 

 

 

 

 

 

 

 

EL UNIVERSAL / VOX POPULI NOTICIAS
Comentarios
Close
Close