Regios se salvan de morir calcinados al chocar en la Victoria – Zaragoza

Los mismos testigos apoyaron a los infortunados a salir del vehículo que empezaba a quemarse

Cd. VictoriaLa rojaTamaulipas

Ciudad Victoria, Tamaulipas / Alberto Fuentes.-

Regios se salvan de morir calcinados al chocar en la carretera Victoria – Zaragoza, se presume que tras una dormitada, el conductor de un vehículo declinó su trayectoria hacia un costado, chocando contra la contención, por lo que se inició un incendio en su vehículo, quedando reducido a cenizas.

Hechos sucedidos sobre el kilómetro 41 de la carretera Victoria – Zaragoza. Al lugar se dieron cita muchas unidades de auxilio y autoridades, después de recibir el llamado por parte de automovilistas que pasaban por el lugar. En su llamada al número de emergencias, informaron lo sucedido.

Los mismos testigos apoyaron a los infortunados a salir del vehículo que empezaba a quemarse.

Del accidente, los lesionados y el responsable…

De inmediato llegaron elementos de la Policía Estatal de Auxilio Carretero. Los uniformados confirmaron el accidente reportado, dándose a la tarea de ayudar en cuanto a la vialidad, mientras estaban a la espera de la llegada de los cuerpos de auxilio, que ya se dirigían al sitio.

Dos unidades, una de la Cruz Roja Mexicana delegación Victoria y una unidad de Protección Civil de Llera llegaron al lugar, brindándole los primeros auxilios a los lesionados.

Uno de los lesionados es identificado como Erick Fabián “N”, de 27 años, quien resultó con fuertes golpes en diversas partes del cuerpo, por lo que comenzó a convulsionar. Los paramédicos decidieron su traslado al Hospital General de la capital del estado.

Mientras que Ángeles “N”, de 30 años, Flora Alejandra “N” de 13, presentaron golpes que no pusieron en riesgo su vida, llevándolas al mismo nosocomio para una mejor atención médica.

La Policía Federal División Caminos, llegó y se entrevistó con una de las pasajeras antes de su traslado, quien le explicó que ellos regresaban del Estado de Veracruz, con destino a su lugar de origen, el Estado de Nuevo León.

Los lesionados viajaban a bordo de un automóvil Chevrolet tipo Aveo en sentido de sur a norte.

Al pasar por dicho lugar, el conductor dormitó por un momento, declinando su trayectoria hacia el costado derecho, impactándose contra la guarnición que entró al vehículo y lo cruzó. El vehículo recorrió la enorme viga de acero por espacio de 30 metros, hasta que el vehículo se detuvo y terminara por incendiarse.

Al final, en el lugar se pidió una grúa particular para que retirara la unidad dañada, que quedó reducida a cenizas a un costado de la carretera, y ante la mirada de todos los automovilistas, quienes se imaginaban lo peor al ver lo sucedido.

Comentarios
Close
Close