Le dan 20 años en prisión por matar a su padre en Matamoros

El joven aseguró que los demonios le hablaban al oído y se lo ordenaban

MatamorosTamaulipas

Matamoros, Tamaulipas:

Por el brutal crimen que cometió en el 2016 cuando su papá dormía, destrozándole el cráneo con un mazo y degollándolo con un cuchillo, hoy lo sentenciaron a 20 años de prisión tras aceptar su delito.

Fue a través de un procedimiento abreviado y por medio de una videoconferencia, como un Juez de Control de Detención del Nuevo Sistema de Justicia Penal, condenó a 20 años de prisión, por el delito de parricidio, a un joven de Matamoros que asesinó cruelmente a su papá.

Se trata de Juan “N”, de 21 años de edad, residente de la colonia Pueblo Viejo, quien en fecha del 22 de octubre del 2016 privó de la vida a su papá, que en vida llevaba el nombre de Santiago “N”, y que contaba con 64 años de edad y era de oficio herrero.

Voces le ordenaron cometer el crimen.

El mismo joven confesó que meses antes de cometer el crimen, voces lo perturbaban y le ordenaban que matara a su papá, pero no les hacía caso, sin embargo, el 22 de octubre, tuvo que obedecer.

Confesó que a las tres de la madrugada se levantó y acudió a la recámara de su papá en donde estaba dormido y con un mazo le pegó en el cráneo, pero al ver que no moría, tomó un cuchillo y le cortó el cuello.

Expresó que las mismas voces se burlaban de él porque su papá seguía con vida, mientras la víctima lloraba y le suplicaba que no lo hiciera.

Debido a los lamentos de su padre, el joven tomó un trapo y se lo puso en la boca, después le cubrió el rostro con una almohada y posteriormente le puso una pulidora encima.

Huyó a Reynosa, lugar donde fue detenido.

Luego de que cometió el crimen, el joven huyó hacía la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, con el auto de su papá de la marca Nissan, Altima, pero al llegar a ese municipio el vehículo se descompuso, por lo que asaltó a un taxista, despojándolo de la unidad, para luego continuar con su fuga.

Pero en la carretera Reynosa-Monterrey, el joven fue detenido por la Policía Federal de División de Caminos, por ir a exceso de velocidad, quien trató de escapar a pie. Al ser interrogado el joven confesó que estaba escapando porque había matado a su papá.

Lo que hicieron los federales fue contactarse con la Policía Investigadora de esta ciudad de Matamoros para que verificaran lo mencionado por el joven. Los agentes de inmediato acudieron al domicilio ubicado en la colonia Pueblo Viejo y al ingresar hallaron el cadáver de la víctima.

Tras comprobarse el asesinato, Juan “N”, fue arrestado por la presunta participación en el crimen en contra de su papá, por el asalto y robo de vehículo que cometió en Reynosa, siendo ingresado al penal de dicha ciudad en donde un Juez de Control lo vinculó a proceso.

Aceptó el delito y recibió sentencia.

A casi dos años de que cometió el asesinato, el joven renunció al proceso del juicio, aceptando el asesinato, por lo que el día de hoy se llevó a cabo la audiencia a través de una videoconferencia, ya que Juan “N” está internado en el penal de Reynosa.

En dicha audiencia de procedimiento abreviado, la Fiscalía informó que el detenido alcanzaba una condena de 50 años de cárcel, pero debido a que aceptó el delito, únicamente pidió que le dieran 20 años, petición que fue aceptada por el Juez de Control.

Así también, se le aplicó una multa por la reparación de los daños de 273 mil 620 pesos, sin embargo, la mamá del joven, quien estuvo presente en la audiencia, le perdonó a su hijo el pago por la reparación de los daños.

Ahora espera el juicio celestial..

La mamá mencionó que al visitar a su hijo al penal, éste inclinó su rostro, le pidió perdón y luego aseguró que demonios entraron en su cuerpo y lo llevaron a cometer el crimen en contra de su padre.

Por su parte, el ahora sentenciando, mencionó lo siguiente en dicha audiencia: “Agradezco a todos los presentes y será el Padre Celestial el que me va a juzgar”, siendo todo lo que dijo Juan “N” antes de que lo condenaran.

Comentarios
Mostrar más
Close
Close