Posiciones para llegar al punto G ¡Siempre!

Resulta que el punto G es sólo una parte de la estructura del clítoris, que se extiende hasta 12 centímetros dentro del canal vaginal

EspectáculosNacionalSalud y Belleza

Redacción

En el mundo de los orgasmos, si el mejor amigo de la mujer es el clítoris, el punto G es ese amigo que casi no viene de visita, pero cuando lo hace… te da una noche inolvidable. Esencialmente, no es muy confiable (porque llega repentinamente y se va sin decir adiós), pero se siente muy bien cuando no dudas de sus intenciones.

Resulta que el punto G es sólo una parte de la estructura del clítoris, que se extiende hasta 12 centímetros dentro del canal vaginal.

Y aunque el punto G cambia de lugar de mujer a mujer, usualmente está localizado 5 a 7 cm dentro de la vagina a lo largo de la pared frontal. Debido a la circulación sanguínea que causa su inflamación, entre más excitada estés, más fácil será encontrarlo.

¡Ojo! No todo mujer tendrá un orgasmo por punto G, pero es normal. Si bien es cierto que puede ser difícil de lograr, hay que tomar en cuenta las ventajas: será muy placentero intentarlo una y otra vez.

De lado. Cómo hacerlo: Es prácticamente la posición de la cucharita, siendo él la cuchara grande. La única diferencia es que tienes que inclinar tus rodillas hacia adelante para que tenga mayor chance de penetrar por atrás.

Por qué funciona: Esta posición ofrece el ángulo perfecto para que su pene alcance la pared frontal de la vagina. También puedes inclinarte hacia adelante y empujar hacia atrás durante la penetración.

Y si quieres divertirte un poco más, tú sólita puedes estimular tu clítoris de manera manual o con un juguete sexual. La circulación fluirá e inflamará el punto G, haciéndolo más grande y accesible para el orgasmo.

Amor arriba. Cómo hacerlo: Es como la vaquerita, pero en lugar de colocar las manos en la cama e inclinarte hacia él, tienes que poner las manos en sus muslos para estar en una posición arqueada.

Por qué funciona: Ésta es una de las mejores posiciones para el placer, aunque no la más sencilla. Primero, tienes que mantener tu espalda arqueada para que el pene esté en el ángulo correcto hacia la pared frontal de la vagina. Segundo, tú estás en control, así que puedes tomar el ritmo que más te agrade. Sostén sus muslos para apoyarte ¡y déjate llevar!

Pompas arriba. Cómo hacerla: En la posición de perrito, sube tus pompas y baja los brazos hacia la cama. Pídele a tu pareja que se ponga de rodillas y penetre por atrás.

Por qué funciona: Esta posición ofrece una penetración profunda, y tiene el ángulo correcto para que el pene toque el punto G. Además, a través de esta posición, puede estimular clítoris y senos para aumentar la excitación y placer

El Universal / Vox Populi Noticias

Comentarios
Close
Close