Niño de 11 años camina 8 km para alimentar a sus hermanos en Bolivia

Marcelo violó la cuarentena y caminó por 3 horas para poder llegar a una fundación; sus 7 hermanos llevaban tres días sin comer

Internacional

Sucre, Bolivia:

En una localidad de Bolivia, un pequeño de apenas 11 años, luchó contra todo para poder cumplir una misión: alimentar a sus 7 hermanos que tenían tres días sin comer, así que, contra todas las adversidades y la más difícil que es la cuarentena obligatoria, el niño caminó 8 km para llegar a una fundación de la que había escuchado anteriormente y que tal vez podría ayudarle.

Y es que, con la situación que mantienen por el COVID-19, personas de escasos recursos como Marcelo y su familia, tienen que enfrentarse, no sólo a las circunstancias que impone el virus, sino también a hacer rendir todo, por no tener el ingreso necesario.

Por tales razones, los padres de Marcelo, se vieron obligados a salir de casa dejando a sus 8 hijos, para conseguir algo de dinero y así alimentarlos.

El menor comenta que al principio estaban comiendo huevos con arroz, pero que al acabarse, empezó su desesperación, pues sólo tenía un poco de fideo y algo de leche para una hermana pequeña.

Ante ello, el mayor de los hermanos tuvo que enfrentarse a una decisión, salir a la calle, aunque tuviera que exponerse, evadiendo a las autoridades para que no lo devolvieran a casa, y poder regresar con comida para su familia, entre ellos un hermano con discapacidad.

Marcelo caminó tres horas, se metió entre las calles evitando avenidas, con el temor de que una patrulla lo detuviera por violar la cuarentena y así pudo finalmente llegar a casa de Gladys Echenique, Directora de la fundación Calentando Corazones.

Después de que Gladys divulgara la historia, empezaron a llegar víveres para ayudar a esta famiia.

“Me siento contento porque mis hermanos van a poder cenar esta noche”, dijo el niño, quien de hecho, antes había contado que llevaban tres días sin comer.

Sin duda, la historia de este pequeño nos hace darnos cuenta de la fortuna que gozan muchos que no tienen que salir a las calles, que disfrutan de alimentos, techo y pueden pasar estos días difíciles con los suyos.

¿Qué opinas?

Comentarios
Close
Close