¡ESCALOFRIANTE confesión!, ellas DEGOLLARON a familia en Altamira

Habían estado bebiendo con Angélica 'N', luego discutieron y todo se salió de control, le cortaron la garganta, y luego a los niños para que no dijeran nada

La RojaTamaulipasTampico-Madero

Altamira, Tamaulipas/ Redacción:

Ha salido a la luz la verdad sobre el horrible crimen ocurrido en la ciudad de Altamira, en donde una mujer de nombre Angélica y sus dos pequeños hijos de 5 y 7 años, fueron asesinados cruelmente en el interior de su domicilio en la colonia Las Haciendas II; aunque en un principio se señaló a un hombre, su versión cambió todo el rumbo de la historia.

Tras las entrevistas al inculpado William ‘N’, originario de Cosoleacaque, Veracruz, a quien se localizó por tener en su poder un celular propiedad de uno de los niños, él señaló que dos mujeres se lo habían dado, posteriormente, se procedió a la búsqueda de las féminas.

Te puede interesar: Piden LIBERTAD para sujeto acusado de DEGOLLAR a familia en Altamira

Días después, se dio con el paradero de Wendy ‘N’ y Diana ‘N’, quienes habían estado bebiendo con la occisa Angélica ‘N’, el día de su muerte y que recientemente, han confesado haber sido ellas las que mataron a sangre fría a la familia.

Según las mujeres, al estar ingiriendo bebidas alcohólicas comenzaron un pleito, las presuntas asesinas son pareja y en un momento de la convivencia, Diana sintió celos de Angélica, por lo que se le fue encima, pero como la madre de familia llevaba la delantera, la otra mujer sacó de entre sus ropas una navaja y se la encajó en el cuello y en la espalda.

Al escuchar los gritos, el pequeño de 7 años despertó y se acercó a la habitación donde yacía su madre, por lo que al verlo, Wendy lo tomó y lo mató con el arma blanca.

Te puede interesar: Detienen a 2 mujeres por caso de familia cruelmente asesinada en Altamira

Mientras tanto, la niña de 5 años, que también se había dado cuenta de lo ocurrido intentó huir del lugar, pero fue alcanzada por las mujeres y degollada.

Las agresoras colocaron los cadáveres arriba de la cama y salieron del domicilio para buscar dónde esconderse.

Al día siguiente viajaron a su ciudad de origen Cosoleacaque, en donde encontraron una casa abandonada para refugiarse, pero para entrar tuvieron qué buscar a un cerrajero, encontrando en internet los servicios de William ‘N’, que aceptó el celular (propiedad del niño) como paga, sin saber que con él lo culparían de un crimen.

Finalmente, las autoridades localizaron a Diana ‘N’ y a Wendy ‘N’, en el municipio de Las Choapas, en los límites con Tabasco, hacia donde habían huido al saber que el cerrajero las acusó; al ser detenidas, confesaron el escalofriante crimen.

Comentarios
Close
Close