Sequía deja al descubierto iglesia sumergida bajo el agua en Gto

El Templo de la Virgen de los Dolores, que data desde mediados del siglo XIX, no obstante, hay fuentes documentales que refieren que su nacimiento ocurrió en el siglo XVIII, se mantuvo bajo el agua por más de 40 años

Nacional

Irapuato, Guanajuato / Redacción:

Las intensas temperaturas que se han presentado en el estado de Guanajuato, han causado sequía que ha afectado los municipios del Corredor Industrial, así como el sector agrícola, no obstante, también dejó al descubierto una iglesia que se mantuvo por más de 40 años sumergida en el agua.

Se trata del Templo de la Virgen de los Dolores, edificación que data desde mediados del siglo XIX, aunque existen fuentes documentales que señalan que su nacimiento ocurrió en el siglo XVIII.

Era considerado el corazón de la comunidad de El Zangarro, que era muy importante desde la época virreinal, debido a que ahí se ubicaban las oficinas del registro civil y la vicaría de la conocida en ese entonces como Villa Real de Mina de Guanajuato.

Pero la historia de la comunidad terminaría por un decreto presidencial firmado en 1979, por el entonces Presidente, José López Portillo, quien dio la orden para que en las mil 200 hectáreas que abarcaba dicho poblado, se construyera una presa, que en la actualidad es conocida como La Purísima.

¡CHECA!:  Madre sorprende a sujeto violando a su hija en Chihuahua

Dicha indicación obedeció a que 6 años antes, un sábado 18 de agosto, Irapuato quedará inundado por completo, luego de que se desbordara la presa El Conejo.

“Cuenta la historia oral que les costó mucho irse del lugar, más que por las construcciones, por el sentido de pertenencia al lugar. Unos cuantos se resistieron hasta que vieron que ya era una realidad que el agua llegaría para cubrir todo el poblado”, explicó Dulce María Vázquez, Directora del Archivo Municipal de la ciudad de Irapuato.

Ante ello, fue necesario que los habitantes de El Zangarro fueran reubicados en terrenos cercanos, por lo que refundaron su comunidad y mantuvieron el mismo nombre.

Aún con el paso de los años y al estar bajo el agua, el Templo de la Virgen de los Dolores permanece y atrae a visitantes y a quienes buscan fotografiar el vestigio.

“Se han encontrado cosas, aunque ya está muy saqueado, imagínate, estamos hablando desde 1979 hasta hoy ya ha pasado bastante tiempo; sin embargo, no hace falta quien diga me encontré una medalla de oro, flotaron tales cosas, etcétera”, puntualizó Vázquez.

Agencias / Vox Populi Noticias.

Comentarios
Close
Close