¿Cuáles son los riesgos del sexo anal?

Pese a los problemas que conllevan esta práctica, hay muchas mujeres y hombres que se ven inclinados a probarlo

Salud y Belleza

Redacción

El sexo anal es una práctica tabú que últimamente se ha vuelto muy popular. Sin embargo, existen diferentes riesgos potenciales que no siempre están presentes en el sexo vaginal u oral.

Por ejemplo, el ano no puede lubricar naturalmente para reducir la incomodidad y la fricción, así que es fácil lastimarlo.

Puede ser muy placentero y satisfactorio, así que sólo tienes que prepararte e informarte mejor para que tu primera experiencia no se vuelva difícil.

Mayor riesgo de infección bacteriana

El ano carece de las células que crean el lubricante natural que tiene la vagina. Y por si fuera poco, el revestimiento del recto también es más delgado. Así que el riesgo de desgarres aumenta.

Debido a que las heces que naturalmente contienen bacterias pasan a través del recto y el ano cuando salen del cuerpo, las bacterias pueden potencialmente invadir la piel a través de los desgarros y lesiones, lo cual aumenta el riesgo de abscesos anales, una infección profunda que generalmente requiere un tratamiento de antibióticos.

Para minimizar los riesgos, tienes que tomar ciertas precauciones:

Usa un lubricante a base de agua para disminuir la fricción.

Utilicen un ritmo lento a medida que establecen lubricación suficiente

Deténganse si experimentas la mínima cantidad de dolor o incomodidad.

Mayor riesgo de ITS

Debido a que el sexo anal puede provocar infecciones bacterianas, también aumenta el riesgo de infecciones de transmisión sexual. Por ejemplo, ya que la piel es más delgada y propensa a lastimarse, se vuelve una gran oportunidad para contagiarse de una ITS.

Puedes contraer clamidia, gonorrea, hepatitis, VIH y herpes. Varias infecciones pueden tratarse, pero otras no tienen cura.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, el sexo anal es la práctica sexual con mayor riesgo de contraer VIH, así que ¡aguas!

Para minimizar los riesgos, tienes que tomar ciertas precauciones:

Usa un condón siempre. Sin excepción alguna.

Pon atención al tipo de lubricante que usan; los que están hechos a base de aceite pueden dañar el condón y hacerlo propenso a romperse.

Según un artículo publicado en el Diario de ITS, usar la saliva como lubricante es un factor de riesgo para gonorrea, así que no lo hagas.

El Universal / Vox Populi Noticias

Comentarios
Close
Close