Lewis Hamilton se encamina a un título más en la Fórmula 1

El piloto de Mercedes tiene hasta el momento 31 puntos de ventaja sobre Sebastian Vettel y 32 a Charles Leclerc

DeportesInternacional

Inglaterra-

Sólo tres Grandes Premios ha necesitado Lewis Hamilton para empezar a encarrilar de forma seria su sexto título Mundial de F1. Tras conseguir en China la cifra redonda de 75 victorias, con las que se acerca ya a las 91 de Michael Schumacher, el piloto de Mercedes ya le endosa 31 puntos de ventaja a su máximo rival, Sebastian Vettel y 32 a Charles Leclerc.

El alemán necesita ganar tres seguidas y si Lewis fuera segundo, aún mantendría 10 puntos de ventaja, lo que da una idea del colchón.

A Valtteri Bottas no hay que tenerle muy en cuenta, ya que le quedan un buen par de circuitos, como Bakú o Rusia, sus preferidos, pero en el resto del calendario es sustancialmente inferior a Lewis, como el domingo quedó demostrado de nuevo en Shanghái, a pesar de gozar del privilegio de la pole.

En apenas 100 metros, Hamilton le arrebató el liderato, e incluso Mercedes se permitió el lujo de hacerle parar más tarde en la segunda detención, sin que peligrara su primer puesto hasta el final. En un momento en el que el finlandés se envalentonó y quiso acercarse con dos vueltas rápidas, se apresuraron a frenarlo por la radio. “Quédate donde estás”, le dijeron a Valtteri, que no entendió que incluso le habían beneficiado, para que por orgullo pusiera en discusión un doblete la mar de sencillo.

Ferrari se desmorona

La lucha por el Mundial parece inexistente tras tres dobletes seguidos de las ‘flechas plateadas’, a quien la inoperancia de Ferrari le está dejando una autopista con alfombra roja, justo cuando se esperaba que el SF90 pusiera en jaque los cinco años de dictadura Mercedes.

En Australia es un problema de configuración, en Bahréin de motor (Leclerc), junto a un error infantil de Vettel y el domingo, simplemente inferioridad de coche y de pilotos, en general.

Un coche más lento, como el de Max Verstappen, estuvo a punto de hacerles zozobrar de pleno a ambos bólidos italianos. La decisión de obligar a parar al monegasco cuando era tercero les pudo salvar de perder el podio, como en Australia. Por mucho que le duela a Leclerc, fue culpa suya, ya que no entró en ritmo en toda la carrera. Ni siquiera pudo batir la vuelta rápida de Vettel con gomas más frescas.

Agencia / Vox Populi Noticias

Comentarios
Close
Close