Qué es el orgasmo cervical y cómo tener uno

Cada vez que buscamos más información de sexo, siempre encontramos una nueva forma de llegar al orgasmo: El punto A, punto G, punto C y ahora, el orgasmo cervical

Salud y Belleza

Redacción

El deseo sexual femenino es mucho más complejo de lo que crees. Cada vez que busco más información de sexo, siempre me encuentro una nueva forma de llegar al orgasmo: El punto A, punto G, punto C y ahora, el orgasmo cervical.

Y pues sí, el cérvix o cuello uterino pueden ayudarte a llegar al orgasmo. Todas las mujeres tienen la capacidad física de tener un orgasmo cervical, pero muchas no los buscan porque no disfrutan este tipo de estimulación. También es posible que los hayas experimentado alguna vez y nunca te has dado cuenta.

Empecemos por el principio: tu cérvix se encuentra dentro de tu vagina, en el fondo. Es la parte que separa el canal vaginal del útero.

¿Qué es y cómo se siente la estimulación cervical?

El cuello uterino libera secreciones durante el sexo y juego previo que ayudan a lubricar la vagina. Durante el orgasmo, el cérvix se contrae.

No tiene terminaciones nerviosas, así que la estimulación cervical es una sensación de plenitud y, a menudo, un poco de espasmos durante el coito.

Yo sé que la palabra ‘espasmos’ no suena atractiva, pero como cualquier otra forma de placer ‘inusual,’ en el caso del orgasmo cervical, puede sentirse muy bien. La sensación de plenitud puede ser increíble, y cuando el canal vaginal es penetrado en su totalidad, el pene o dildo golpeará el cuello uterino.

¿Cómo sé que lo que siento es un orgasmo cervical?

El momento de la verdad ha llegado: aunque se le llama orgasmo cervical, el verdadero orgasmo cervical no existe. Es básicamente un orgasmo vaginal.

Se le llama cervical porque se clasifican como orgasmos profundos, que abarcan todo y que se sienten con mayor intensidad. Debido a que el cuello uterino está tan arriba, el orgasmo cervical es un mejor descriptor.

El orgasmo cervical es menos sobre el cuello uterino en sí, y más sobre la experiencia orgásmica en conjunto. Han sido descritos como orgasmos potentes de cuerpo completo que vienen en ondas profundas, así que definitivamente podrás identificar uno.

Cómo lograr uno

Como siempre, el clítoris es importante. La raíz profunda del clítoris se estimula durante el orgasmo cervical. Sin embargo, ambos tipos de clímax son diferentes y se sienten de manera distinta.

La mayoría de las mujeres requieren estimulación clitoral para conseguir cualquier tipo de orgasmo, así que el cuello uterino no es la excepción.

Aparte del clítoris y cérvix, hay otras zonas erógenas que pueden ayudarte a llegar al orgasmo, tales como los senos y los pezones. Y si quieres experimentar con juguetes, puedes estimular el punto G simultáneamente.

¿Y si no me gusta la estimulación profunda?

Algunas mujeres sienten incomodidad o incluso dolor al estimular el cuello uterino. Es por eso que el clímax cervical es poco común, pues algunas sienten mucho dolor con la penetración profunda.

Sin mencionar que hay mujeres que prefieren los orgasmos de clítoris porque son más sencillos y fáciles de lograr.

Cabe mencionar que ningún tipo de orgasmo es superior a otro porque cada mujer es diferente. Tienes que aprender a escuchar tu cuerpo y probar cosas diferentes. Si disfrutas el clímax cervical o el de punto G, adelante. Y si no te gustan, está bien. Es tu placer y tú eliges cómo obtenerlo.

 

El Universal / Vox Populi Noticias

Comentarios
Close
Close