Significado de los gemidos en el sexo

Los gemidos y los jadeos incluso pueden ayudar a aumentar el nivel de excitación por lo que facilitan la llegada del orgasmo

Salud y Belleza

Redacción:

¿Qué significan los gemidos en el sexo? Quizá te has hecho esa pregunta alguna vez en tu vida, especialmente cuando estás en pleno momento y sientes que no puedes ocultar lo bien que la estás pasando.

Gracias al cine para adultos, los gemidos en las relaciones sexuales se han asociado con el significado de mucho placer; pero también han hecho a muchos caer en la equivocación de que si no hay gemidos el sexo es malo o la pareja no lo disfrutó.

La realidad es que los gemidos en el sexo son algo que ha existido todo el tiempo; y luego de que se realizaran investigaciones en el tema de forma reciente, digamos que hay muchas cosas que cobran sentido.

Los gemidos y los jadeos en el sexo hablan de un nivel más alto de satisfacción que quienes tienen sexo en silencio. Así lo afirma un estudio realizado por los investigadores británicos Colin A. Hendrie y Gayle Brewer.

Los jadeos y los gemidos en el sexo tienen una función y es la de transmitir nuestras preferencias a la pareja durante las relaciones sexuales para saber que estamos disfrutando lo que hace. Este tipo de sonidos son realizados tanto por hombres como mujeres.

Los gemidos y los jadeos incluso pueden ayudar a aumentar el nivel de excitación por lo que facilitan la llegada del orgasmo gracias a la estimulación mental que provocan.

Gigi Engle, coach sexual; reveló a la revista Cosmopolitan, edición Estados Unidos que los gemidos son una respuesta natural y animal en niveles básicos. Responden al hecho de que cuando sentimos placer perdemos parte del control sobre nuestro cuerpo y esos sonidos resultan como respuesta a lo que el sentido nervioso experimenta.

El detalle está en que hay personas que pueden controlarse y no emitir sonido alguno; pero para que la pareja no piense que lo ha hecho mal, deberemos comunicarle de alguna forma nuestra satisfacción, si deseamos algo más o algo menos, incluso escuchar lo que la pareja desea para ver si podemos realizarlo.

Muchos exageran los gemidos y aunque es notorio; para diferenciar de un buen gemido natural o un fingido, es importante observar el lenguaje corporal de la pareja, no tiene nada de malo disfrutar el momento.

Comentarios
Close
Close