Estampida en fiesta chií de Irak deja al menos 30 muertos

La festividad de Ashura quedó enlutada por la tragedia en el mausoleo del imán Husein en Kerbala, uno de los puntos de peregrinación más importantes del islam

InternacionalLa Roja

Bagdad, Irak / Redacción:

Una estampida ante el mausoleo del imán Husein en Kerbala, en el centro de Irak, dejó decenas de muertos y heridos cubriendo de luto la festividad de Ashura, la principal celebración de los chiíes, en uno de los puntos de peregrinación más importantes para los seguidores de esta rama del islam.

Un río incontrolable de miles de devotos chiíes se llevó por delante las vidas de al menos 31 personas y causó cerca de un centenar de heridos.

Los chíies -mayoritarios en Irak, pero apenas un 10 por ciento de la población musulmana mundial- conmemoran con esta festividad la muerte de Husein, uno de los doce imanes sagrados para esta rama del islam, durante una batalla en el año 680 d.C., a manos de las tropas del califa omeya Yazid, líder de los suníes.

Al filo del mediodía, durante uno de los ritos principales, algunas personas cayeron al suelo mientras miles y miles de fieles llegaban a la puerta de Al Rayaa (Esperanza), una de las que da acceso al mausoleo, explicó el teniente coronel Akram al Saadi, de la Comandancia de Policía local.

La multitud y su ferviente deseo de completar el rito provocó entonces una avalancha humana.

Según Al Saadi, los responsables de la seguridad en la entrada del edificio habían desplegado una cadena humana para evitar incidentes de este tipo, pero la aglomeración era tal que la barrera se rompió.

Eran decenas de miles de personas, muchas iraquíes y también otras llegadas de lugares como Afganistán, Pakistán, la India, Kuwait, Siria o el Líbano.

Kerbala estaba preparada para eventualidades de seguridad, quizás temiendo atentados de grupos yihadistas que consideran a los chiíes “infieles”.

Viejas rencillas

En los últimos años, se han producido decenas de ataques contra peregrinos que se dirigían a pie hacia Kerbala, que regresaban de allí tras conmemorar la Ashura o que simplemente participaban en otras celebraciones relacionadas con la muerte de Husein.

Uno de los de mayor envergadura ocurrió en la propia ciudad santa en febrero de 2010, cuando un atentado causó una veintena de muertos y 117 heridos.

Ni el despliegue de efectivos del Ejército, la Policía, las Fuerzas Aéreas y la milicia progubernamental y proiraní Multitud Popular, ni la prohibición de volar drones sobre el mausoleo, ni las restricciones al movimiento de vehículos en la ciudad pudo evitar estas muertes.

Agencia EFE / Vox Populi Noticias

Te puede interesar: Policía desata tiroteo en su domicilio; mata a dos menores y se suicida

Comentarios
Close
Close